Guardar

Guardar

Gianpiero y Lupa, trastadas en harina

“Estaba en compañía de su madre y sus hermanos, entonces preguntamos ‘quién quiere venir con nosotros’ y Lupa se levanto acercándose a nuestro lado. Fue ella la que nos escogió”