Una investigación* llevada a cabo por veterinarios de la Universidad de Helsinki (Finlandia) confirma que administrar medicamentos orales no suele ser una tarea nada fácil para la mayoría de propietarios con el problema añadido de incumplir con el tratamiento prescrito en la clínica. El estudio analizó los datos de una encuesta que completaron 46 propietarios de 46 gatos diferentes que recibieron 67 medicaciones orales distintas. La mitad de estos medicamentos estaban registrados por la Agencia Europea del Medicamento (Ema) para el uso en felinos, pero también se emplearon otros registrados para humanos (36 %) o perros (7’4 %), y preparaciones extemporáneas (3 %).

El resultado de la investigación reflejó la evidencia de que los propietarios de los gatos no fueron capaces de administrar los medicamentos en una cuarta parte de los casos (16 de 67). También se comprobó que los productos registrados para felinos son más palatables que los registrados para otras especies y las formas líquidas son más palatables que las sólidas, aunque los propietarios prefirieron las fórmulas sólidas (22 de 38) a las líquidas (4 de 38).

 

*Sivén M, Savolainen S, Räntilä S, Männikkö S, Vainionpää M, Airaksinen S, Raekallio M, Vainio O, Juppo AM. Difficulties in administration of oral medication formulations to pet cats: an e-survey of cat owners. Vet Rec. 2016 Dec 15. pii: vetrec-2016-103991. doi: 10.1136/vr.103991.

Una cuarta parte de los propietarios no consiguen que su gato se tome la medicación

Medicar por vía oral a un felino no es fácil y un estudio lo pone de manifiesto.

dificultad gatos medicación pastilla