Así lo afirma el escritor de Milán Paolo Valentino en la solapa de su libro El Método Dogfulness, quien tras el éxito de su anterior publicación, El Método Catfulness, ahora vuelve a sorprendernos con 48 interesantes reflexiones perrunas, esta vez, para liberarnos del estrés y aprender a saborear la vida a cada instante, al igual que hacen nuestros queridos canes.

Con ilustraciones de Marianna Coppo, este librito de Paolo Valentino nos invita a transformarlo todo en juego, a agasajar al visitante, a demostrar a los demás nuestro cariño, a no olvidarnos nunca de la importancia de las caricias, a desobedecer un poquitín de tanto en tanto, a sumergirnos en la naturaleza, a hacer actividad física cada día, a mantenernos alejados de las preocupaciones, a dejarnos embelesar por una mariposa, a no juzgar según la raza o a quitarnos de vez en cuando «la correa» y «correr, correr y correr, aunque sea en círculo, sin una auténtica meta por las ganas de sentir el viento en la cara y en la lengua».

Observar el mundo desde la perspectiva de las cuatro patas, disfrutando del presente y potenciando las numerosas cualidades de nuestros mejores amigos, nos llevará sin duda a cambiar ciertos patrones en automático por los que a menudo nos dejamos llevar y a ser más considerados y felices.

Entre las 48 reflexiones del Método Dogfulness, encontramos en el libro algunas sugerencias excelentes para entender mejor a nuestro amigo de cuatro patas:

  1. Dame un poco de libertad, pero nunca demasiada: de vez en cuando pierdo la orientación y corro el riesgo de perderme.
  2. El lugar adecuado para las sobras de la cena es el cubo de la basura, no mi boca (¡aunque en aquel instante me harían feliz!)
  3. Trata de entender mi lenguaje. ¿Qué quiero decir si levanto la cola? ¿Y si me acurruco?
  4. Cuando sea necesario, llévame al veterinario. Quizás en un primer momento no dé saltos de alegría, pero en el fondo te lo agradeceré.
  5. Enséñame siempre juegos nuevos: serán también nuevas formas de divertirnos juntos.

 

Aparte de El Método Catfulness y esta nueva obra, Paolo Valentino es autor de varios libros para niños. En 2017 publicó su primera novela, Ritratto di famiglia con errore. El autor, vive en Milán con dos gatos y dos perros.

El método Dogfulness. Un perro nos enseña la alegría de vivir

«Nosotros, los perros, amamos incondicionalmente, no juzgamos según las razas, no somos quisquillosos, mostramos nuestro cariño y nuestra gratitud, no tenemos ninguna de las corazas que a veces impiden a los seres humanos comunicarse entre ellos. Nuestro lema es: ‘¡La alegría de vivir, siempre!’»

Dogfulness método