¿Cuáles son las principales enfermedades dermatológicas de la piel en perros y gatos?

Las patologías cutáneas son muy amplias y diversas pero las enfermedades relacionadas con problemas de hipersensibilidad ocupan una casuística muy importante, principalmente la dermatitis atópica y todas sus consecuencias. 

¿Cuáles son los síntomas que nos permiten detectar que nuestra mascota puede tener un problema de la piel? ¿Siempre son evidentes al observar el aspecto del pelo?

En ocasiones pueden ser síntomas sutiles pero normalmente el propietario puede observar aumento del prurito, es decir, el picor que hace que el animal se rasque con frecuencia; piel enrojecida (eritema), caída del pelo (alopecia), descamación (seborrea), granos (pápulas) y otros.

¿Qué suele causar las principales dermatosis, tanto en perros como en gatos?

Los problemas de origen alérgico son muy importantes, pero también enfermedades parasitarias, fúngicas, bacterianas y endocrinas, entre otras.

¿Y la dermatitis atópica canina?

Es una enfermedad compleja y tiene un origen multifactorial. Esto quiere decir que entran en juego múltiples y diversos factores que principalmente son: la respuesta inmunitaria individual de cada paciente; el mantenimiento de la barrera cutánea, es decir, una piel que microscópicamente conserve su estructura correcta; factores microbiológicos, relacionados con el microbioma cutáneo principalmente y también factores ambientales, en cuanto al tipo de vida del animal y su entorno, así como factores genéticos (como en otras enfermedades de la piel), es decir, la predisposición genética de determinados individuos para desarrollar esta patología, de aquí que hay razas con más predisposición que otras. De todo esto podemos extraer la complejidad de esta enfermedad en cuanto a su diagnóstico y su posterior manejo.

En el perro, la mayoría de las piodermas superficiales están causadas por Staphylococcus pseudointermedius (un 90%). ¿Qué debemos hacer para mantener a nuestro perro alejado de este problema? 

Si, el agente más prevalente es Staphylococcus pseudointermedius, y de modo más ocasional también tenemos otros como S.Aureus, Proteus, Pseudomonas… Un buen mantenimiento de la piel y el pelaje mediante champús adecuados, higiene y cepillado regular y una alimentación adecuada son esenciales. Hoy en día disponemos de dietas comerciales muy equilibradas, así como de dietas específicas para ayudar en el mantenimiento de una piel lo más sana posible. El veterinario asesorará en cada caso según las necesidades de cada paciente. Luego, como en muchos capítulos de la vida, la suerte y otros factores juegan un papel muy importante.

En cuanto a la leishmaniosis, ¿hoy por hoy se puede evitar que un perro muera de leishmania? ¿Cuáles han sido los avances en los últimos años en este sentido? 

Hoy en día tenemos muchos perros con leishmaniosis con la enfermedad controlada que viven muchos años con una buena calidad de vida. Se ha avanzado mucho en prevención con vacunas y otros productos, así como en el uso de antiparasitarios con efecto repelente del mosquito para evitar su picadura. En cuanto al tratamiento de perros enfermos, disponemos de terapia oral e inyectable, así como de productos de soporte, como dietas, inmunoestimuladores, etc.

¿Qué opinión le merecen los productos veterinarios como Atopivet, formulados para tratar la dermatitis atópica?

Atopivet es un suplemento nutricional con ácidos grasos, nucleótidos, ácido hialurónico, zinc y vitamina E. Es un producto para perros con dermatitis atópica que mejora la integridad de la barrera cutánea, su equilibrio hídrico, etc. ayudando al control del picor y de la inflamación de la piel. Como he dicho antes, la dermatitis atópica es una enfermedad que requiere un abordaje y tratamiento multimodal y este es un producto que,  como soporte, puede ser útil.

¿Manteniendo sana la microbiota de nuestro perro o nuestro gato podemos prevenir enfermedades como la dermatitis atópica y otros problemas de piel comunes?

El estudio y conocimiento del microbioma cutáneo e intestinal es uno de los grandes avances de presente y de futuro para el tratamiento y control de diversas enfermedades. La dermatología no es una excepción, por ello, intentar mantener el microbioma de la piel en las mejores condiciones es una buena herramienta para ayudar en el control y prevención de múltiples patologías. En Europa ya existen productos en loción y suplementos orales muy efectivos en este sentido.

¿Qué cuidados recomienda para evitar la atopía y otros problemas derivados de una microbiota alterada?

Una dieta adecuada y equilibrada, adecuada higiene para el pelo y la piel. Existen buenos productos de uso tópico para el mantenimiento de la barrera y del equilibrio cutáneo. El veterinario aconsejará en cada caso, según las  circunstancias del paciente, ya que cada caso es diferente, lo más adecuado para el control de la dermatitis atópica.

Diferentes estudios apuntan al refuerzo o suplementación con ácidos grasos esenciales o con aloe vera para regenerar la piel de perros y gatos con problemas. ¿Qué opinión le merecen?

Los ácidos grasos esenciales son productos que hace muchos años que se utilizan en dermatología veterinaria y han demostrado sus posibilidades terapéuticas como coadyuvante a otros tratamientos. Yo los utilizo desde hace mucho tiempo.

¿Qué caminos está abriendo en dermatología la investigación con células madre? ¿En qué puede resultar de más ayuda su utilización?

El estudio de células madre también es un campo de futuro en el que se está avanzando en los últimos años. La mayoría de tejidos corporales tienen este tipo de células. Se han utilizado en diversas especialidades y en dermatología se han realizado estudios de su uso en heridas que no cicatrizan, en fístulas perianales, que es una enfermedad que provoca lesiones graves alrededor del ano con úlceras, fístulas, dolor… También se están realizando trabajos frente a la dermatitis atópica. Futuros estudios confirmarán su eficacia, administración y aplicaciones.

 

«Se ha avanzado mucho en prevención de la leishmaniosis con vacunas y antiparasitarios para evitar la picadura del mosquito» Pedro Javier Sancho Forrellad, presidente del GEDA

Sensación de picor con necesidad de rascarse, aparición de pápulas y pústulas en la piel, lesiones costrosas, alopecia… son algunos indicativos de que nuestro perro o nuestro gato tienen un problema dermatológico o signos que encubren otra enfermedad. Hablamos con Pedro Javier Sancho Forrellad, presidente del GEDA (Grupo de Especialistas en Dermatología de AVEPA) sobre las patologías de la piel más comunes en nuestras mascotas.

antiparasitarios Dermatología Leishmania vacuna