Actualizado el 21 enero, 2017

Lesiones que se pueden evitar


Muchos accidentes se podrían evitar con una correcta educación de los peludos: que no sean excesivamente impetuosos a la hora de saludar a otros peludos, que no se suban a los muebles si no son lo suficientemente fuertes… Algunas pautas para evitar lesiones en nuestra mascota:

#1 Saltos de altura

Un perro puede saltar ¡pero con moderación! Hay alturas que, en función de su tamaño y su fuerza, son muy peligrosas. Si un Labrador puede saltar sin riesgo desde una cama alta… un Chihuahua puede acabar con una pata rota. Educar para que no se suba a la cama y otros muebles es una solución.

#2 Aterrizaje en superficies duras

Una altura excesiva y una superficie de aterrizaje dura como cemento, gres o parqué suman un fuerte impacto en los huesos de tu peludo y, como consecuencia, causar un traumatismo. ¡Evítalo colocando alfombras!.

#3 Fracturas preexistentes

Una fractura anterior que no está bien recuperada puede volver a fracturarse. Es crucial mantener un buen seguimiento de la lesión con su veterinario y asegurarse de respetar las medidas preventivas que haya prescrito. 

#4 Falta de supervisión

Un peludo sin supervisión, una puerta abierta, tráfico… la cadena de consecuencias puede ser nefasta. Asegúrate de que, cuando está fuera de casa, no pueda escaparse.

#5 Correas retráctiles

Pueden enredarse con facilidad entre las extremidades de tu peludo y ser la causa de una lesión grave (heridas, luxaciones o fracturas). Es mejor no utilizarlas.

Muy importante: Ante cualquier duda: consulta a su veterinario o al especialista en traumatología veterinaria.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Gracias por subscribirse al newsletter