La llegada del bebé a una casa con peludo perruno

4 Sep 2017 | Consejos, Perro | 0 Comentarios

Puedes compartir esta entrada por correo o en tus redes sociales.

Cuando llega un bebé a una casa donde vive un perro, debemos entender que el animal tendrá que asimilar una gran cantidad de novedades y cambios en su entorno, especialmente si no tuvo oportunidad de convivir con niños cuando era cachorro.

Nuevas imágenes, olores y sonidos aparecerán de pronto para quedarse y las rutinas del hogar cambiarán drásticamente, lo que afectará también a las del animal. Queramos o no, se reducirán el tiempo y la atención que le dedicamos. Prepararnos y prepararle para ello ayudará a que todo sea más fácil para todos.

#1 Plan de preparación

En los meses previos a la llegada del bebé, podemos hacer un plan de preparación para nuestro perro basado en dos aspectos: educación y adaptación a los cambios en el estilo de vida.

Podemos realizar ejercicios de educación para mejorar sus habilidades en obediencia. Tener un buen control verbal de nuestro perro es realmente de gran ayuda cuando debemos ocuparnos a la vez del animal y del bebé.

Algunos ejemplos de educación básica:

  • Sentarse, estarse quieto, tumbarse en el suelo y permanecer en esa posición.

Esto le será útil para aprender a controlar sus impulsos cuando el bebé ya esté en casa y tengamos que ocuparnos de él para alimentarle o bañarle, por ejemplo.

  • Dejar algo que está en el suelo o soltar algo que lleve en la boca.

Nos ayudará a enseñar al perro a no tocar las cosas del niño.

  • Saludar de forma educada a la gente (en el caso de perros que saltan encima. Este comportamiento puede ser molesto, incluso peligroso, cuando llevemos al bebé en brazos).
  • Enseñarle a permanecer tranquilo dentro de un trasportín.
    Puede ser útil en situaciones muy estresantes si fuese necesario.
  • Que acuda a nuestro encuentro cuando se le llama.

Aprendizajes especiales:

  • Enseñar al perro a focalizar su atención en nuestra mano. Consiste en extender la mano hacia el animal, de forma que él acercará su nariz y tocará la mano con ella. Nos será útil cuando el perro esté cerca del bebé, mientras estamos con el pequeñín, para mantenerle ocupado. Si lo aprende bien, podemos enseñarle incluso a tocar suavemente al bebé con su nariz.
  • Enseñarle a que se vaya cuando se lo pidamos. Este tipo de aprendizaje es muy útil, por ejemplo, para cuando el perro intenta saltar sobre el bebé y el niño se asusta y llora. Muchos perros no se dan cuenta de que alejarse es una opción. Si se lo enseñamos de antemano, le daremos la oportunidad de actuar de una forma conocida ante situaciones concretas y evitaremos episodios de ansiedad. Para ello necesitaremos entrenar con premios pidiéndole que se vaya y, cuando lo haga, le tiraremos un premio donde se encuentre parado.
  • Enseñar al perro a traernos objetos que le tiramos. Si aprende a entregarnos objetos en la mano cuando se lo pedimos, le estaremos preparando para tener una interacción segura en sus juegos con el bebé.

bebé-casa-perro

#2 Cambios de rutina

Preparar al animal con antelación para los cambios en la rutina diaria será de gran ayuda para que se adapte y asimile la llegada del bebé sin ansiedad y la disfrute tanto como nosotros.

  • Podemos romper un poco los horarios habituales de sus paseos y comidas para que, si en el futuro hay cambios, los acepte más fácilmente.
  • Si tenemos previsto llevar al perro a casa de amigos o familiares cuando el bebé ya esté en casa, hemos de empezar a hacerlo antes de su llegada para que se acostumbre.
  • Familiarizar al animal con los juguetes y accesorios de bebé, los olores de las lociones y colonias en nuestra piel… un tiempo antes de que nazca el bebé.
  • Podemos utilizar grabaciones de bebés llorando para que se acostumbre y no se asuste cuando llore.
  • Enseñarle al perro a que le gusten otros niños invitando a amigos que tengan hijos pequeños a visitar nuestra casa. Si no tenemos amigos con niños, podemos llevarle a lugares donde haya pequeños y aprovechar las oportunidades de estar en contacto con niños amables que le hagan sentir bien.

#3 ¡El bebé ya está en casa!

Siempre que sea posible, mientras la madre y el bebé están todavía en el hospital, es buena idea llevar a casa un pañal o alguna pieza de ropa con el olor del niño y dejar que el perro la olfatee. Es como una presentación. Empezará a conocer al niño por su olor antes de verle.

Si hemos preparado al perro con anterioridad, su actitud será mejor y se sentirá más feliz y menos ansioso.

#4 Qué no debemos hacer

No debemos reñir con severidad al perro si se muestra ansioso o se acerca demasiado al niño, actuaremos con calma y suavidad para alejarlo o distraerlo.

No debemos forzar al animal a interaccionar con el niño si no está predispuesto en ese momento. Es mejor esperar a que muestre interés por acercarse.

Normalmente los perros interaccionan muy bien con los bebés, incluso si no han sido socializados con niños, pero pueden surgir situaciones estresantes para ellos cuando el bebé empieza a gatear.

Nunca debemos dejar al perro y al bebé solos sin supervisión hasta que el niño tenga por lo menos 5 o 6 años de edad. Y, sobre todo, siempre consultar con el veterinario de nuestro peludo sobre las pautas más adecuadas para su caso.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo ayudarle cuando tiene las defensas bajas

A lo largo de la vida de tu mascota pueden darse diferentes situaciones en las que su sistema inmunitario puede verse comprometido. Te explicamos qué puedes hacer para detectarlo y para subir sus defensas. ¿Cómo saber si tu perro o tu gato gozan de una buena...

Los antibióticos para animales en el punto de mira

Mientras el ejecutivo español con el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) ha desarrollado un proyecto piloto para llevar la vigilancia del consumo de antibióticos a las clínicas veterinarias de pequeños animales a partir de octubre de este...

Jugar con punteros láser puede provocar conductas obsesivas en tu gato

Jugar con un puntero láser con tu gato puede parecer un juego divertido y trepidante, ya que tu felino permanecerá atento a cada uno de tus movimientos para perseguir la atractiva luz de color y atraparla, ya la proyectes en las paredes, como sobre cualquier...

Se inaugura la Rialp Summer Agility Cup 2021

La Rialp Summer Agility Cup 2021 ha abierto hoy sus puertas en su tercera edición hasta el próximo día 8 de agosto, llevando durante estos cinco días a la localidad leridana de Rialp, la competición internacional más importante de Agility del sur de Europa, todo un...

¿Dónde dejar a tu mascota si no puedes llevarla contigo de vacaciones?

¿Quiéres irte de vacaciones unos días pero por lo que sea, no puedes llevarte a tu mascota? Hay diferentes opciones según tus gustos y necesidades, como servicios de canguro a domicilio o las mejores residencias para que tu peludo se lo pase súper bien a pesar de tu...

Libres de infecciones con Impromune de Bioibérica

Impromune de Bioibérica es un alimento complementario a base de nucleótidos y AHCC que optimiza la respuesta inmune de nuestros perros y gatos. Aparte de la leishmaniosis, permite prevenir y tratar diferentes procesos infecciosos provocados por parásitos, hongos,...

Lázaro y sus huskies, un vínculo perfecto

Lázaro Martínez es corredor de mushing del equipo Bioiberica-Saludmascotas.com. En este vídeo nos habla de la especial relación con sus perros, a los que dedica su vida. https://youtu.be/xQJQQrm32gc

¿De qué depende la agresividad en el perro?

Diferentes estudios apuntan a que el comportamiento agresivo en el perro es hereditario, pero también tiene mucho que ver con factores como el miedo, el tamaño del animal, el género, la raza, la edad y aspectos ambientales de convivencia. Una nueva investigación...

¿Nos sigues en redes, si?

Facebook

Instagram