¿Qué necesita tu peludo en la nieve?

Ha nevado ¡y mucho! Si te gusta la nieve y te la encuentras justo al salir de casa querrás disfrutar de ella tanto como tu peludo perruno (los gatos aprecian el calorcito del hogar y será muy raro que quieran salir al gélido manto blanco). Quizás queramos hacer una escapada a la montaña con él o ella. Al perro, en cambio, le suele encantar saltar entre ese montón blanco, frío y húmedo. Sin embargo, hay que ser cuidadosos con ellos porque necesitan ciertas atenciones:

¿Piensas en un disfraz de carnaval para tu peludo?

Es carnaval y quien más y quien menos disfruta de una fiesta muy divertida en la que el exceso, el disfraz, la sátira son los reyes de la fiesta. Quien disfruta del disfraz no tiene ninguna pereza para prepararse el suyo y el de toda la familia. Y en ella se incluye, por supuesto, a los peludos. De hecho, ya hay carnavales con programas específicos para mascotas. El carnaval de Las Palmas de Gran Canaria elige a sus reyes peludos en una gala específica antes de que empiecen los festejos en la calle y en el calendario carnavalero hay otras citas con concursos de disfraces para mascotas como el de Cangas de Onís en Asturias o el de Melilla.

Fiestas más tranquilas para tus peludos

Las fiestas navideñas alteran nuestra rutina y, por supuesto, también las de nuestros peludos. Ellos no acaban de entender esos cambios y pueden acabar sintiendo una gran ansiedad gracias a todos esos cambios. En general, les prestamos menos atención, nuestros horarios y, en consecuencia, también los suyos son diferentes y la decoración de la casa tiene elementos que no son los familiares.

Los riesgos más frecuentes durante las fiestas

Durante las fiestas navideñas la rutina cambia para nosotros y para nuestros peludos. Las comidas especiales, frecuentes y con muchos comensales, los adornos… tienen sus atractivos y, con ellos, algunos inconvenientes. Basándose en la experiencia en las consultas veterinarias durante el período navideño podemos tomar nota y tratar de evitar las situaciones que acaban en una evitable visita a urgencias.

Cómo lograr que deje de pedir comida

A nuestra mascota le encanta nuestra comida: su olor, su textura y el atractivo que supone salir de su alimentación habitual para probar otra cosa. Cuando alguien en la mesa, nosotros mismos, un familiar o un invitado se deja seducir por nuestro peludo  y le ofrece un trozo de comida, ese gesto puede generar en él más expectativas haciendo que su demanda de alimento en la mesa se convierta para nosotros en un verdadero incordio. Para evitarlo te sugerimos que: