Cachorros-parvovirosis
Actualizado el 5 abril, 2018

Si un cachorro supera una parvovirosis puede tener más riesgo de desarrollar una enfermedad gastrointestinal crónica


Un grupo de veterinarios alemanes se planteó analizar las posibles consecuencias a largo plazo, a nivel gastrointestinal, en perros que habían sufrido una infección por parvovirus. Este virus provoca un daño grave de la barrera intestinal y entre sus síntomas está la fiebre, los vómitos y la diarrea aunque las manifestaciones clínicas son variables por lo que su diagnóstico no siempre es sencillo. En cachorros, además, también puede afectar a las células del miocardio lo que puede llevar a una insuficiencia cardíaca aguda y, en muchos casos, a muerte súbita en las primeras 8 semanas de vida.

Hay muy pocos estudios publicados sobre las implicaciones a largo plazo de la parvovirosis por lo que un grupo de investigadores alemanes ha tratado de despejar algunas incógnitas. El objetivo de su trabajo fue evaluar si los perros que habían sobrevivido a la infección por parvovirus tuvieron un mayor riesgo de desarrollar una gastroenteritis crónica, una dermatitis atópica o una enfermedad cardíaca.

Se seleccionaron perros tratados de parvovirosis en la clínica de medicina de pequeños animales de la universidad de Munich, desde julio de 1997 hasta diciembre del año 2013. Debían cumplir con un requisito indispensable: los peludos debían haber recibido un seguimiento clínico durante al menos un año. Finalmente se seleccionaron 71 perros que habían sufrido infección por parvovirus y 67 de perros dentro del grupo de control. Los propietarios, tanto de los perros afectados como de los del grupo control, completaron un cuestionario sobre la presencia de signos gastrointestinales y cutáneos crónicos, enfermedades cardíacas y otros trastornos potenciales.

Los resultados obtenidos sugieren que los perros que sobreviven a la infección por parvovirus tienen 5,33 más posibilidades de  desarrollar una enfermedad gastrointestinal crónica. Entre los 71 peludos que habían padecido la enfermedad había 30 casos con signos gastrointestinales crónicos en comparación con perros control que solo registraron 8 de los 67 casos estudiados. No se observaron diferencias significativas en enfermedades de la piel, problemas cardíacos u otras patologías; aunque los autores destacan que se necesita más investigación para identificar el desencadenante del desarrollo de la diarrea crónica y su tratamiento.

*Kilian E, Suchodolski JS, Hartmann K, Mueller RS, Wess G, Unterer S (2018) Long-term effects of canine parvovirus infection in dogs. PLoS ONE 13(3): e0192198.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Los datos personales facilitados voluntariamente a través del registro son tratados de forma confidencial y forman parte de un fichero responsabilidad de Bioibérica S.A. inscrito en la agencia de Protección de Datos. Tienen como finalidad gestionar su solicitud, facilitarle información y/o servicios que solicite y poder ofrecerle nuevos servicios.
Le informamos que puede ejercitar sus derechos de oposición, acceso, rectificación o cancelación de los datos, mediante escrito dirigido a Bioibérica S. A. Plaza Francesc Macià nº 7, Barcelona 08029 (SPAIN).
Bioibérica S. A. limita el almacenamiento de sus datos el tiempo necesario para los fines mencionados y con arreglo a los eventuales requisitos jurídicos y éticos en cuanto a la declaración o el almacenamiento de documentación.

Gracias por subscribirse al newsletter